Opinión

Ya es hora de dejar de disparar hacia los lados cuando el enemigo está frente a nosotros. Podemos derrotarlo, ir al segundo paso de la agenda señalada por Guaidó y por quienes controlan la Asamblea Nacional.
La noticia engañosa siempre ha existido, como la apelación a las emociones antes que la objetividad, nutrientes de los populismos de toda laya. Mas hoy estamos en presencia de un “círculo vicioso de desinformación”, obra de un periodismo silvestre, sin editores.
Un país sin educación no avanza. Unos niños y niñas sin educación no tienen presente ni futuro. Un país sin maestros no puede tener educación.
El sector agropecuario está dejando constancia para la historia de esas dos Venezuela que luchan férreamente por el derecho a delinear el futuro de nuestra nación.
La cultura y manifestaciones desde el relato de vivencias de los pueblos se convirtió en espectro agónico que es como puede catalogarse el actual estado de los medios.

Template by JoomlaShine