Más

Todos los días celebramos en esta Casa de las Ideas la proyección con fuerza de dignidad de nuestro mensaje informativo plural, por ahora en digital hasta que la prensa venezolana recupere en democracia su presencia impresa.
Muchos comunicadores compiten por tener lectores en regiones muy distantes, donde no han vivido, donde no conocen a nadie y donde nadie los conoce y terminan olvidando a sus lectores más cercanos, aquellos en quienes se apoya para buscar información.
Esa verdad oficial sobre el país maravilloso, donde todo es perfecto, que emiten canales como VTV se ha visto desmontada con realidades como la ola migratoria.
Una ciudad y un país sin periodismo es una casa a oscuras, caldo de cultivo perfecto para repetir y perpetuar todos los males que nos han arrastrado a este período áspero de la historia.
Es un deber moral para el periodismo la construcción de una vanguardia regional que trascienda a la denuncia y proponga la construcción de una narrativa propia.
Template by JoomlaShine