El diputado Américo De Grazia dirigirá la instancia, que tendrá como fin investigar y denunciar nacional e internacionalmente los daños derivados del Arco Minero del Orinoco en el sur del país.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

     

De Grazia denuncia devastación del Arco Minero en la COP25

El diputado a la Asamblea Nacional por el estado Bolívar, Américo De Grazia, asistió a la COP25 en Madrid, España, para denunciar la devastación ocasionada por el Arco Minero del Orinoco, oficializado en febrero de 2016 por Nicolás Maduro.

A través de su cuenta oficial en Instagram, De Grazia -quien salió de Venezuela a finales de noviembre tras meses refugiado en la Embajada de Italia- informó que asistiría a la cumbre climática que se realiza en Madrid, España para denunciar “el daño ecológico causado al pulmón vegetal del Macizo Guayanés con el Arco Minero del Orinoco”.

El parlamentario expresó que luego viajará a Estados Unidos para una actividad ante el Congreso “teniendo como punto central de la agenda el Arco Minero del Orinoco y sus crímenes humanos y medioambientales”. “Siguiente a eso, viajaré a Canadá para presentar la exposición sobre el Arco Minero y sus efectos sobre el clima de Venezuela, de América Latina y del mundo, por la tala indiscriminada, el uso del mercurio y la explotación indiscriminada no solo de oro sino de metales como el coltán y piedras preciosas”.

Finalmente, a mediados de enero y hasta la primera semana de febrero, dijo, estará en Alemania y Bélgica y asistirá al Tribunal Internacional de La Haya para denunciar “los crímenes cometidos en todo ese hermoso espacio que se encuentra enclavado en el macizo guayanés, la zona más antigua del planeta tierra”.

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, anunció este martes -a través de su cuenta en Twitter- la creación de una comisión presidencial para el Arco Minero “con el fin de investigar y denunciar nacional e internacionalmente el ecocidio derivado del Arco Minero del Orinoco”.

La instancia estará encabezada por el diputado por el estado Bolívar, Américo De Grazia, quien más temprano anunció que asistiría a la cumbre climática que se realiza en España y posteriormente a cuatro países de América y Europa para denunciar la devastación del megaproyecto estatal, oficializado por Nicolás Maduro en febrero de 2016.

“La comisión buscará integrar a organizaciones, comunidades indígenas e individuos que hayan investigado y denunciado el impacto del Arco Minero y así unificar todos los esfuerzos para detener el ecocidio”, señaló Guaidó, quien informó que en la instancia estarán también los diputados Mauligmer Baloa, Ángel Medina y Ramón Flores.

“El bloque parlamentario de Bolívar y Amazonas también se incorpora a las investigaciones. La presidenta de la Comisión de Política Interior de la @AsambleaVE, Dennis Fernández, quien ha denunciado las masacres y desplazamiento a las comunidades, estará acompañando esta labor”, añadió.

El Arco Minero es el área definida por el Ejecutivo para la explotación de minerales, principalmente oro, coltán, diamante y bauxita. Ha sido clasificado en cuatro bloques de exploración en el oeste y sureste del estado Bolívar, en una franja que toca a los municipios Cedeño, Sucre, Angostura, Caroní, Piar, Sifontes, Roscio y El Callao. Son más de 110 mil kilómetros cuadrados. El megaproyecto estatal fue parte de los planes del expresidente Hugo Chávez, que en 2011 planteó cómo desarrollar en conjunto la Faja Petrolífera del Orinoco y el Arco Minero.

Pese a que el Arco Minero se planteó como una forma de reordenamiento de la minería, los últimos dos años han sido de expansión de la minería ilegal y presencia de grupos armados. El Plan Sectorial Minero 2019-2025 admite rezago, deterioro social, criminalidad y afectaciones ambientales en el AMO.

“En materia de seguridad, es importante mencionar el ejercicio poco organizado y con ciertos aspectos ilegales de la minería que existen en varias zonas del estado Bolívar, así mismo, las actividades de beneficio de mineral de oro y de comercialización, se caracterizan por la evasión fiscal, el contrabando de extracción de minerales, alimentos e insumos y el fortalecimiento de la especulación, la usura y la comercialización ilegal de combustibles y químicos”, apuntan, sin reconocer la complicidad del Ejecutivo en las distorsiones.

Pese a la realidad en la zona, el Plan Sectorial 2019-2025 proyecta que la participación del sector minero en el PIB total escale a 0,58% en 2025 y que el volumen de producción de minerales metálicos y no metálicos aumente 341% de 7,1 millones de toneladas a 31,6 millones de toneladas. La proyección de producción de oro ubica la meta de 2019 en 25,40 toneladas y, en 2025, en 79,40 toneladas.

Template by JoomlaShine