Por la detención de las reductoras Venalum y Alcasa, tras el apagón de principios de marzo, dirigentes sindicales estiman que la alúmina que se produzca en las próximas semanas será exportada.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El primer eslabón de la cadena del aluminio, Bauxilum, retomó el domingo 14 de abril la producción de alúmina calcinada, luego de un año y medio de paralización debido a fallas operativas y déficit de insumos para la obtención de la materia prima necesaria para fabricar aluminio primario.

A principios de marzo, Nicolás Maduro anunció que el arranque de la producción estaba previsto para el 15 de marzo sin reconocer las graves fallas que llevaron a su detención total el 24 de septiembre de 2017. No obstante, la puesta en servicio no se concretó, entre otras causas por el apagón nacional del 7 de marzo que suspendió todos los procesos de alimentación de la planta.

A través de sus redes sociales, Bauxilum celebró la reanudación de las operaciones en un contexto de paralización de sus clientes naturales, las reductoras de aluminio Venalum y Alcasa. Dirigentes sindicales explicaron recientemente a Correo del Caroní que debido a esa situación la alúmina calcinada será exportada a mercados internacionales, lo que permitirá obtener divisas para reinvertir en la planta.

“Cada 45 días se puede sacar un buque, eso permitiría generar recursos para reinvertirlos en la estabilización de la planta porque de repente hay una sola bomba sin respaldo, o faltan consumibles, eso permitiría estabilidad (…) Clientes hay en el mercado, esa alúmina tiene bastante demanda. Hay seguridad de que se puede negociar”, destacó recientemente Wilfredo Flores, secretario general del Sindicato Único de Trabajadores Profesionales Universitarios de Bauxilum (Suprobaux).

La estatal celebró el reinicio de las operaciones en sus redes sociales. “En @Bauxilum_CVG demostramos que juntas y juntos sí podemos. Aquí, en la empresa que es corazón del aluminio venezolano, producimos alúmina para el desarrollo de las capacidades productivas de la patria”, escribió la empresa en su red Twitter para anunciar el arranque.

El presidente de la compañía, Antonio Parra Suárez, escribió a través de su cuenta en Twitter: “Hemos puesto el alma para alcanzar este logro que se materializa hoy gracias al esfuerzo y al amor incondicional de la clase trabajadora de @Bauxilum_CVG y a la confianza y el apoyo de @CVG_Oficial y su presidente Pedro Maldonado. @NicolasMaduro gracias por creer en nosotros”.

Bauxilum informó, a través de un comunicado, que después de 9 meses de recomposición, lograron resultados satisfactorios al comenzar a producir alúmina calcinada grado metalúrgico, “considerada una de las de mayor calidad a nivel mundial”.

La meta de producción anunciada en marzo es de 18 mil toneladas de alúmina al mes, el equivalente a 10,8% de la capacidad de producción de la planta de alúmina, cuya capacidad instalada anual es de 2 millones de toneladas.