El venezolano sumó el tercer encuentro de su carrera con más de un jonrón y se convirtió en el jugador más joven de los Yankees en tener un partido de cuatro hits desde el histórico Joe DiMaggio el 28 de junio de 1936

Los Ángeles.-  El infielder venezolano Gleyber Torres firmó dos jonrones e igualó una marca que databa de 1936 en la victoria 8x4 de los Yankees frente a los Orioles, en una fecha en la que los neoyorquinos recuperaron el paso en las Grandes Ligas luego de un inicio de temporada decepcionante.

Los Yankees comenzaron perdiendo 0x3 tras el primer inning pero, apoyados en la brillante labor con el bate del vinotinto, lograron darle la vuelta a la contienda en Baltimore y sumaron su tercer triunfo en los primeros siete encuentros de esta campaña.

Torres selló un solitario cuadrangular en la tercera entrada y la mandó por encima del muro de nuevo en la sexta, en esta ocasión con dos embasados, para liderar el importante triunfo de los suyos lejos de casa.

De esta forma, el venezolano sumó el tercer encuentro de su carrera con más de un homer y se convirtió en el jugador más joven de los Yankees en tener un partido de cuatro hits desde el histórico Joe DiMaggio el 28 de junio de 1936.

Y es que Torres completó su actuación con un sencillo y un doble para entrar en los libros de historia del cuadro de la Gran Manzana.

Mientras, sus vecinos Mets no pudieron con los Nacionales de Washington, que se llevaron el juego 4x0 detrás de una gran velada del rookie dominicano Víctor Robles.

El quisqueyano, de solo 21 años, firmó un bambinazo en el segundo inning y Stephen Strasburg se lució desde el montículo ponchando a nueve en seis innings y dos tercios para que los capitalinos se llevaran el partido en el estreno de los Mets en Nueva York esta campaña.